Envío gratuito para compras superiores a 50€

Historia del CBD : ¿Cómo y cuándo lo descubrieron?

Historia del CBD : ¿Cómo y cuándo lo descubrieron?

Nuestra historia científica con el cannabinoide CBD comenzó allá por el año 1940, en tierras americanas. Un grupo de científicos de la Universidad de Illinois logró aislar dicho componente de la planta de cannabis e inició nuestra relación. 

 

Pausa, ¿qué es el CBD?


El uso de la planta de cannabis y/o cáñamo por parte del humano lleva muchos miles de años -nadie sabe con exactitud-. En el inicio, se usó como material industrial debido a la rigidez y fuerza que este componente brindaba - y continúa haciéndolo- a los productos que realizaban con él, como ropa y otros textiles, lienzos y papeles, sogas de construcción y navegación, ¡y más!  

Además, se sospecha que hace muchos años ya se utilizaba en materia de medicina. La información contundente más temprana obtenida sobre el uso del cannabis en la medicina occidental data aproximadamente del siglo XVIII, donde se utilizaba para tratar histeria, artritis y dolores menstruales. Por otro lado, existen documentos y registros hablan del uso del cannabis en las antiguas culturas china, griega, india y árabe. En ese entonces, algunos miembros influyentes de las sociedades -generalmente de altos cargos políticos, religiosos o sociales- utilizaban la planta para ritos u eventos religiosos o, desde ya, con fines terapéuticos.

En el siglo XVIII, cuando su uso medicinal se popularizó, también crecía el estudio del opio, químico de la amapola. Los derivados de opio eran los ingredientes más usados en la creación de fármacos y, en segundo lugar, se encontraba el cannabis. Hoy se continúa utilizando opio en una gran cantidad de los productos de la industria farmacéutica moderna.

En el siglo pasado oficialmente comenzamos nuestra historia con el CBD. En 1940 en Estados Unidos se logró reconocer al CBD como uno de los principales cannabinoides de la planta. Sin embargo, debido a la persecución que Estados Unidos comenzó contra la comunidad negra, los estudios se ralentizaron. Por culpa del extremo racismo y para justificar acciones violentas, el gobierno relacionó a la comunidad negra con la planta. Sumado a ello, el gobierno tenía motivos económicos para frenar los estudios dado que Estados Unidos era gran productor de algodón y nylon. 

Algunos años más tarde, el gobierno tomó la decisión de volver a estudiar la planta, sus componentes y sus reacciones en el cuerpo. Así, se encontró en estudios iniciales que efectivamente, las consecuencias de su uso eran positivas para el cuerpo humano y no negativas como pensaban. 

Sin embargo, el gobierno no reconoció públicamente esto y volvió a golpear contra la planta durante toda su disputa con la comunidad hippie. Nuevamente se alentaron las investigaciones. Esto se agravó aún más cuando Nixon declaró la Guerra contra las drogas y, desde aquel día hasta hoy, el cannabis se catalogó como ilegal a modo federal (no siendo así en los estados que deciden legalizar), colocando a la planta en el mismo rubro que otras drogas sintéticas. 

Unos pocos años antes que esto ocurriera en Estados Unidos, Israel avanzaba con la investigación. El científico Raphael Mechoulam y su equipo, consiguió aislar y sintetizar las estructuras del THC y el CBD.

Los investigadores consiguieron reconocer primero al tetrahidrocannabinol (THC) y, más tarde, a nuestro querido cannabidiol. De allí en más, los estudios comenzaron a resurgir de manera lenta pero constante, hasta el día de hoy donde podemos ver una evolución en pleno auge de la industria de CBD.

La tecnología actual permite separar y medir con gran exactitud los porcentajes de cada componente al crear un producto médico. Por lo tanto, en la actualidad podemos desarrollar una enorme gama de productos para la salud con grandes porcentajes de CBD y, por el contrario, prácticamente nula cantidad de THC u otro cannabinoide. Esto es muy importante dado al consumir estos productos no sufrimos los efectos de otros cannabinoides como el THC, haciendo su uso controlable y seguro.

Actualmente, el CBD es el cannabinoide al que se le reconocen más efectos beneficiosos para el tratamiento de algunos síntomas y enfermedades, y con mayor margen terapéutico. ¡Existen en diversos tipos! Como aceites, cremas, alimento para mascotas y muchos más. 


¡Mira!

In same category


Related by tags